4 consejos para una buena reputación de marca

0
578

La reputación de marca es uno de los activos más importantes, en especial en estos tiempos donde los consumidores ejercen bastante presión sobre las empresas. Hoy, gracias a las redes sociales, es muy fácil que la imagen de una marca reciba duros golpes ante negligencias o reclamos no atendidos. La viralización puede ser despiadada, por eso, trabajar la reputación y mantenerla es fundamental.

Te presentamos cuatro consejos que te ayudarán a trabajar la reputación de tu marca:

1- Define quién eres

Si en la vida es crucial conocerse a uno mismo, en el mundo empresarial lo importante es tener en claro quién queremos ser, qué queremos ofrecer y qué deseamos que los demás vean en nosotros. Es bueno que al principio nos equivoquemos con el propósito de encontrar lo que mejor se nos acomode, pero hacer este proceso muy largo o, peor aún, arrojarse al mercado con las ideas poco claras, traerá como consecuencia que los demás no nos entiendan ni encuentren un valor diferencial.

2- Conoce a tus clientes

Definir bien a tus clientes y conocer tu mercado objetivo va más allá de aumentar tus ventas. No basta con ofrecerles una solución a sus necesidades; es indispensable que tu marca muestre interés genuino en sus estilos de vida, que los escuche. Así como en la vida diaria nos ganamos la simpatía de quien se siente comprendido y validado por nosotros, en el mundo de los negocios ocurre lo mismo.

Obviamente nunca vas a poder conocerlos a todos, pero eso no significa que no puedas fomentar la conversación, conocer al grueso de ellos y actuar en consecuencia. En ese sentido, las redes sociales facilitan mucho las cosas.

3- Controla las emociones

Aunque no nos guste, solo los consumidores tienen derecho a expresar emociones negativas, no la empresa. Una marca que desee gozar de buena reputación, necesita actuar siempre con asertividad  y disposición para solucionar los problemas de sus clientes. Y aun cuando estos no tengan razón o procedan con malicia, nunca es bueno “pisar el palito” y reaccionar en los mismos términos. Recuerda que estos casos, muchas veces es la empresa quien más puede perder.

Asimismo, hay que considerar el tema del humor. Gracias a las redes sociales, el humor es un recurso efectivo que hasta la marca más seria tiene en cuenta. Sin embargo, si no se guarda el debido cuidado, sin querer podemos ofender a cierto colectivo y eso nos puede traer graves problemas de imagen. Vivimos en tiempos políticamente correctos, ofender a alguien es muy fácil y peligroso.  

4- Muestra interés en los problemas sociales

Las personas ahora están muy informadas sobre los problemas del mundo, y tienen más sensibilidad social que en ninguna otra época pasada. Debido a ello, las marcas que muestran interés genuino por las problemáticas sociales y/o ambientales tienen mejor reputación que las que solo enseñan su lado capitalista. De ahí viene la importancia de prácticas como la sostenibilidad empresarial, en donde se busca un balance entre generar riqueza y contribuir con un mundo mejor.

Emaze