AECOM Meetup: Transformación digital en los modelos de negocio (Alvaro Bendrell)

0
186

La Asociación de Estudiantes y Egresados de Comunicaciones – AECOM, cerró el mes de mayo con la segunda edición de su formato AECOM Meetup, en la Universidad de Piura (Campus Lima). En esta ocasión, el evento llevó por nombre “Comunicación Digital” y tuvo como temas centrales a las redes sociales, los fake news, la transformación digital y los memes.

Alvaro Bendrell, Digital Manager en Enel Perú, fue el expositor del evento que compartió sus conocimientos y experiencias en transformación digital, un contexto en el que todos somos partícipes y que ejerce gran presión sobre las organizaciones, obligándoles a adaptarse o resignarse a su extinción.

Precisiones sobre transformación digital

“La transformación digital no tiene como núcleo la digitalización o automatización de un proceso o una tarea, el objetivo está en la transformación del modelo de negocio en beneficio del cliente, fueron las palabras del expositor para no dar lugar a equivocaciones alrededor del concepto, las cuales suelen tener un enfoque tecnocéntrico.

“No es tecnología per se, porque ella siempre va a estar presente y se desarrollará hasta niveles inimaginables de manera independiente, sin necesitar de la existencia de nuestras empresas; pero si usamos esa tecnología para generar valor agregado en la experiencia de usuario, podremos decir que nos estamos transformando digitalmente, agregó.


Omnicanalidad, ¿siempre obligatoria?

Que un negocio esté presente en todos los canales tecnológicos posibles, es considerado un requisito para toda empresa alineada con la modernidad. No obstante, Alvaro contó que no siempre es el caso porque “he trabajado con clientes que solo querían notificaciones concisas en SMS sobre el estado de sus recibos. A veces la simplicidad es la última sofisticación, siempre y cuando esté centralizado en el usuario”.

El caso Under Armour: Transformación digital como negocio

Ahondando en casos prácticos, el ponente presentó a Under Armour, una marca norteamericana de ropa deportiva que —en cooperación con IBM— presentó un app para servir como una especie de coach virtual, que le decía al usuario qué horas eran las mejores para entrenar, qué tipo de ejercicios eran los más adecuados para él y varios tips relacionados.

El aplicativo fue un éxito y los usuarios le dieron las mejores calificaciones en las tiendas de apps disponibles. A causa de ello, la marca norteamericana comenzó a vender dispositivos fitness conectados con la aplicación, con el fin de ofrecerle al usuario más funcionalidades. Y como fruto, al final del 2016 cosechó 80 millones de dólares, sin mencionar los números propios de su negocio tradicional (la venta de ropa deportiva).

La importancia de la data

En la era digital, la cantidad de información que las diversas plataformas proporcionan a las marcas suele ser inimaginable. Y gracias a las herramientas para el análisis de macrodatos, un error común es pretender procesar toda la data. ¿Es algo que vale la pena? No siempre, pues todo depende, nuevamente, de los objetivos del negocio.

Cuando uno consigue data, lo importante es que sirva para obtener información que se convierta en decisiones de negocio. Si ese no es el camino final, no hay por qué perder el tiempo, no tiene sentido hacer algo solo por ser una tendencia”, afirmó el expositor recordando al público la importancia de ver a la tecnología como un medio, no como un fin.

Automatización como parte de la digitalización

La transformación digital va más allá de una transición de medios. Por ejemplo, uno puede tomar un manuscrito y transcribirlo en un word para luego incorporarlo en un reporte; pero ¿qué pasa cuando además se generan procesos de automatización? Alvaro ilustra estas palabras con el contexto actual de los recursos humanos, donde el proceso tradicional de captación del talento ahora pasa por procesos automatizados, lo que agiliza al trabajo de todos.

“Por eso decimos que en la transformación digital no hablamos de tecnologías, cosas o tareas, sino de personas, porque es para personas, para el cliente interno y externo”, destacó.

El papel del liderazgo

Como en toda organización, el papel del líder es fundamental para un funcionamiento adecuado; sin embargo, en un contexto de cambios tan abrumadores como el presente, la tarea se complica de manera considerable. La situación empeora si consideramos que, en las grandes empresas, la mayoría de altos mandos son baby boomers.

“Es muy complicado pedirle a muchos gerentes que abandonen los modos de trabajar que mantuvieron durante los últimos veinte o treinta años, en especial si se desenvuelven en empresas tradicionales, estáticas y burocráticas”, mencionó Álvaro para resaltar el indispensable pero problemático rol de los altos cargos organizacionales.

El eterno rol del comunicador

Para finalizar, Alvaro Bendrell concluyó: “Hay mucho sobre lo que se puede hablar a profundidad: automatización, machine learning, inteligencia artificial, entre otros; pero lo que quiero poner por encima de todo es que, en una era donde las tecnologías disruptivas están a la vuelta de la esquina, la confianza y las emociones de las relaciones humanas siguen siendo intangibles, pues no se pueden codificar ni programar. Los comunicadores somos los responsables de gestionar dichos intangibles, ayer, hoy y siempre.