¿Cómo enfrentar una crisis en la Gestión de Proyectos?

0
645

Todo director de proyectos, antes de entrar a la fase inicial del mismo, debe tener en cuenta que durante el ciclo de vida del proyecto pueden ocurrir eventos inesperados que pongan en riesgo la consecución de los objetivos y por ende del proyecto en general. Para ello, el director debe estar preparado ante cualquier situación de crisis, entendida ésta como una consecuencia de un riesgo no conocido de impacto alto.

ARTÍCULO RELACIONADO: ¿Qué es la Comunicación de Crisis?

Para entender mejor qué situación es considerada una crisis de proyectos, mencionaremos algunos ejemplos para darnos cuenta que cuando llega una crisis se hace casi imposible continuar el proyecto como si no hubiera pasado nada. Se entiende como una crisis, por ejemplo, cuando se incendian instalaciones de trabajo, denuncia legal al proyecto, la quiebra de un cliente o proveedor principal, entre otros.

Lo primero que recomiendan los especialistas es actuar de manera rápida luego de  sucedido la crisis con el fin de evitar la mayoría de daños. Luego reunirse con todos los responsables del proyecto (gerente de la empresa, proveedores, auspiciadores, director del proyecto) para analizar a detalle los daños que ha producido la crisis dentro del proyecto y, por último, decidir el futuro del trabajo.

A la hora de decidir el futuro del proyecto se van a tener tres posibilidades, la primera, cancelar el proyecto, en este caso se cierra todo el programa y se trata de aprovechar todo el avance hasta el punto de cierre; la segunda opción es continuar el proyecto como si no hubiera pasado, tratar de que los problemas sucedidos no impidan que las actividades programadas en la fase inicial sigan su rumbo y; tercero, seguir con el proyecto pero con modificaciones, en este caso, se apuesta por realizar modificaciones en el documento inicial con el fin evitar nuevas crisis.

ARTÍCULO RELACIONADO: 5 Tips para realizar un proyecto exitoso

Por lo tanto, es crucial identificar los problemas y, sobre todo, saber cómo afrontar una crisis, debido a que de esto dependerá el rumbo del proyecto. Otro factor a tener en cuenta es el tiempo, el cual presiona al equipo y disminuye en épocas de crisis. Ante estas situaciones, el director del proyecto debe sacar a relucir sus capacidades interpersonales para liderar al equipo en lo que queda del proyecto o para cerrarlo si es necesario.