LinkedIn: 5 errores que pueden perjudicarte significativamente

0
769

Artículo relacionado: LinkedIn: ¿Por qué tener una cuenta es tan importante?

Contrario a lo que muchos piensan, cada vez son más los jóvenes que entienden la importancia de crearse una cuenta en LinkedIn. Al ser un público tan ligado a las nuevas tecnologías y tan entusiasta en lo que se refiere a formar sus propios proyectos, es lógico que no desatiendan dicha red social.

El “pequeño” problema es que hay ciertos errores en los que algunos son propensos a caer (no solo ellos, también los mayores). Esos desaciertos son fácilmente identificables y podrían jugar en contra de sus intereses profesionales. Por eso, a continuación mencionamos cinco de ellos.

1- Confundir Linkedin con Facebook

Todo el mundo afirma que las redes sociales son una fuente de alimento para el ego. Si bien eso es cierto, hay que ser conscientes de que ciertas redes fueron creadas con objetivos  diferentes.

Mientras Facebook e Instagram existen, en principio, para que los usuarios compartan sus momentos, pasatiempos, pensamientos, viajes, entre otros, LinkedIn tiene como propósito mostrar el lado estrictamente profesional de sus usuarios.

Por lo tanto, no es un espacio pensado para dar muestras de egolatría, superficialidad, hedonismo ni nada que se salga de lo corporativo. Aunque parezca obvio, no son pocos los usuarios que atentan contra sí mismos compartiendo selfies, reflexiones e ideas aleatorias, contenido viral de tinte absurdo, etc.

LinkedIn es para formar una red de contactos profesionales y compartir experiencias de trabajo, no para “hacerse popular” en el sentido informal del término.

2- Fotos poco profesionales

Con fotos profesionales no aludimos a una super cámara y al mejor set de iluminación, sino a posturas y expresiones que respeten un determinado contexto. Como hablamos de un mundo corporativo, la imagen debe mantenerse acorde con ello.

No es que debas salir con el ceño fruncido y con un terno aparatoso (lo segundo depende de tu campo laboral); puedes sonreír, pero teniendo en cuenta que tu propósito no es ser aceptado en una discoteca.

Recuerda que con fotos inapropiadas te arriesgas que no te tomen en serio.

3- Confundir tu marca con un curriculum vitae

La mayoría de usuarios se crean un perfil a nombre propio, ahí comparten su trayectoria laboral para establecer contactos e incluso postular a mejores oportunidades. Sin embargo, si se habla de perfiles de una marca o empresa, no es recomendable publicar contenido a título personal, aun cuando solo exista un único miembro.

Recuerda que las marcas/empresas no pueden describirse como una historia de logros y ambiciones individuales, sino que deben centrarse en su utilidad para los clientes y otros grupos de interés.

4- Usar LinkedIn como si fuera Tinder

Fuente: Abogacia.mx

Esto sonaría imposible si no fuera porque ya existen sonados casos al respecto. Es verdad que LinkedIn te permite establecer contactos dentro del mundo profesional; dar a conocer tu trayectoria; compartir contenido de interés corporativo (conocimiento, experiencias del día a día, etc); encontrar oportunidades de trabajo; etc.

Sabemos que todo lo anterior puede llevar a que —en sinergia con varios factores ajenos a la red social— hagas amigos o algo más, tal como sucede en la vida misma. No obstante, eso es completamente distinto a que coquetees con los usuarios. Lo mencionado es una conducta fuera de contexto y te arriesgas a meterte en problemas.

Te invitamos a que busques en Google, encontrarás bochornosos episodios de usuarios que fueron expuestos como acosadores.

5- Realizar comentarios negativos o polémicos

Para muchos este punto debería estar dentro del primero; pero por su gravedad vimos conveniente darle un lugar propio. Sucede que es algo bastante humano descargar emociones negativas y, ciertamente, las redes sociales han brindado excelentes oportunidades para ello, mas LinkedIn no debería estar entre esas opciones.

El ámbito laboral es el espacio donde menos te conviene hacerte enemigos o generar malas impresiones con los errores expuestos arriba. No atentes contra el valor de tu marca personal. 

Fuente: Emaze

Artículo relacionado: Facebook Zero, cuando tienes que invertir SÍ o SÍ