AECOM Meetup: Los memes como gran propuesta de valor (Giancarlo Diaz “Policía Chévere”)

0
212

 

La Asociación de Estudiantes y Egresados de Comunicaciones – AECOM, cerró el mes de mayo con la segunda edición de su formato AECOM Meetup, en la Universidad de Piura (Campus Lima). En esta ocasión, el evento llevó por nombre “Comunicación Digital” y tuvo como temas centrales a las redes sociales, los fake news, la transformación digital y los memes.

Giancarlo Diaz, Coordinador de Redes Sociales en Latina, fue quien cerró la noche con conocimiento y humor, a través de su experiencia y crecimiento profesional en la Policía Nacional del Perú, institución donde se desenvolvió en los medios digitales bajo el simpático seudónimo de “Policía Chévere”.

El expositor afirmó que su paso por la PNP estuvo marcado por un camino con las siguientes características:

1- Disrupción:

¿Cómo es posible que una fuerza del orden aceptara comunicarse digitalmente por medio de memes? Esa fue la primera sorpresa que se esparció por todo el personal de la policía, además de la principal razón por la que Giancarlo fue invitado a trabajar.

Giancarlo vio a los memes como algo más que gráficas graciosas, pues comprendió su rol como medios con el potencial de aportar valor a la institución. “La gente veía memazos de la policía y entraba al perfil a verificar si éramos la cuenta oficial. Luego veía que, efectivamente, teníamos el check azul y así nos ganamos el interés del público en general”, comentó.

Uno de los cuestionamientos que recibió el fanpage por parte de los altos mandos, era que los memes son una herramienta propia de las generaciones más jóvenes, audiencia que no representa a la totalidad de los peruanos. No obstante, el ponente explicó que dicho obstáculo fue superado gracias al empleo de mensajes simples, directos y sin abuso de jergas digitales para poder conectar con gente de toda edad.

“El joven es el que crea el contenido, el que comenta y comparte. Los memes eran principalmente para ellos; pero, una vez que los compartían, también los leían sus papás, sus tías y demás personas que quizá no entendían al 100% las imágenes y sus referencias, pero sí el mensaje de fondo”, detalló Giancarlo.

2- Monitorización:

¿Qué estaba funcionando?, ¿qué convenía seguir publicando y qué dejar de lado?, fueron algunas de las preguntas que el ponente fue resolviendo a través de un seguimiento constante de su propia página y otros medios digitales.

3- Tendencia:

“Siempre hemos estado atentos a la coyuntura para producir contenido exitoso”, dijo Giancarlo y puso de ejemplo a la ley seca de los últimos procesos electorales, donde las personas no solían respetarla o desconocían su horario de vigencia.

Con el objetivo de generar recordación y sentido de responsabilidad sobre esta ley, se diseñó la siguiente pieza:

4- Empoderamiento:

Tras varias publicaciones exitosas, llegó el turno del primer viral de gran impacto. El expositor contó que esto se logró gracias a la detección de un evento en Facebook llamado “Noche de piques ilegales en Canta Callao”, el cual se compartió en el perfil de la PNP con el siguiente mensaje: “Ahí nos vemos chicos, no olviden llevar sus documentos y sus colchas por si tienen que pasar la noche en el calabozo”.

“Con esta publicación le hicimos saber a la gente que la policía también está en redes y que tenemos un equipo de monitoreo que se encarga de velar por la ley incluso en estos medios”, finalizó el ponente con satisfacción, agregando que la iniciativa recibió elogios por parte de diversos referentes en comunicación y medios digitales en el país.

Resultados

Seguidores: Cuando Giancarlo Diaz ingresó a trabajar para la institución, la cuenta oficial de Facebook tenía 80 mil seguidores; tras su salida, la cifra se había elevado a 370 mil. En cuanto a Twitter, el expositor logró que la comunidad llegara a 78 mil seguidores.

Alcance: De 6 a 8 millones de perfiles alcanzados cada 28 días.

Medios offline: 3 o 4 apariciones por semana.

Comentarios positivos: del 50% al 93%

Economía: La cobertura en medios (TV, radio y prensa escrita) ascendió a un millón de soles.