Reinventar es volver a vivir: Ciclo de vida de una marca

0
537
Close-up of male hands during work on the laptop, his colleagues holding a discussion in the background

El ciclo de vida de un producto es el medidor de supervivencia de la marca, saber en qué momento está, es muy útil para estimular a los mercadólogos a cambiar o replantear las estrategias de marketing si es necesario. También permite identificar las oportunidades y riesgos posibles a las cuales la marca está expuesta. El seguimiento del ciclo de vida del producto es clave, nos muestra si es necesario mejorar el producto o servicio, abre nuevas puertas al mercado e incentiva propuestas innovadoras.

ARTÍCULO RELACIONADO: Relaciones Públicas: Crea estables relaciones de confianza con tus Stakeholders 

El ciclo de vida del producto consta de seis etapas principales, las cuales son:

  1. Desarrollo del producto

Se inicia cuando la empresa decide lanzar el producto al mercado. En esta etapa, los egresos son mayores que los ingresos, debido a la inversión hecha por la compañía.  

  1. Introducción

A medida que el producto se introduce en el mercado, el posicionamiento de la marca hará que las ventas suban. Además, no se debe olvidar que para que una marca se posicione de manera efectiva dependerá de la calidad del producto y de la satisfacción del público en las necesidades para la que fue elaborado. Por otro lado, aquí los competidores empiezan a aparecer, la marca empieza a posicionarse lentamente y el proyecto empieza a tomar forma.    

  1. Crecimiento

En esta etapa el producto sigue creciendo, tomando valor y presencia en el mercado, las utilidades están en constante mejoría y la identidad de la marca empieza a tomar carácter.  

  1. Madurez

Es este momento cuando el crecimiento de las ventas se reduce o se detiene. Esta etapa, suele ser la más duradera que las anteriores ya que presenta fuertes desafíos para la gerencia de mercadotecnia. La mayoría de las marcas se encuentran en esta etapa, pues ya maduraron y esperan quedarse así por un buen tiempo; sin embargo, aquí es donde los gerentes tienen que tomar una decisión crucial a la hora de dar el siguiente paso, solo hay dos opciones: O se quedan en esta etapa de madurez o se arriesgan en la búsqueda de consolidarse como empresas líderes.

  1. Declive

Si no se mantiene un trabajo coordinado de buen gobierno corporativo, con el pasar del tiempo, las ventas empezarán a decaer, las utilidades empezarán a verse con números rojos y en ciertas ocasiones, la marca puede llegar a verse comprometida con desaparecer.

  1. Reinventarse:

Las cinco etapas previas, son parte del ciclo de vida convencional de una marca; sin embargo, hoy en día las marcas no se pueden regir a lo tradicional si quieren sobresalir. Por ello, es necesario reinventarse constantemente, para evitar el temido declive al cual todas las marcas están destinadas.

ARTÍCULO RELACIONADO: La importancia de la Comunicación 360°

Con el paso del tiempo, las empresas y las formas de negocio han ido transmutando según la exigencia del mercado,  y en esta lucha constante de sobrevivir, las marcas se ha visto en la obligación de adaptarse y reinventarse cada cierto tiempo a las nuevas tendencias y oportunidades que exige el mundo de los negocios.