Tipos de Publicidad

0
2473

La aparición de la publicidad ha llevado a las empresas a buscar la mejor forma de llegar a los diversos públicos mediante estrategias creativas y de gran alcance. Sin embargo, a la hora de crear una estrategia publicitaria existen algunas características que diferencian unas de otras, sobre todo, por el público al que va dirigido.

Artículo relacionado: Diferencias entre publicidad ATL Y BTL

Aquí te vamos a mostrar cuáles son los tipos de publicidad que existen, para tomar en cuenta a la hora de elaborar una nueva estrategia publicitaria:

Publicidad de Marca:  Es aquel tipo de publicidad que realizan las empresas para promocionar una marca y no un producto. Lo que se busca es posicionar a la empresa en sí.

Publicidad de Respuesta Directa: Es aquel tipo de publicidad que usa las nuevas plataformas digitales, las cuales generan una interacción entre la empresa y el cliente. La respuesta de las personas se da por diversos canales, ya sea por correo, teléfono o redes sociales.

Publicidad 2B2 (negocio a negocio): Es el tipo de publicidad que se dirige de empresa a empresa o hacía un rubro empresarial específico. Se da normalmente mediante revistas o envíos directos.

Publicidad Institucional: Conocida como la publicidad corporativa, es aquella que busca ganarse la aceptación del público posicionando la imagen de la empresa. Las prácticas más constantes son dar a conocer las iniciativas positivas que vienen haciendo y sobre todo en el campo de la responsabilidad social.  

Publicidad sin Fines de lucro: Es aquella publicidad realizada por las organizaciones sin fine de lucro, ONGs, fundaciones, hospitales, instituciones religiosas, entre otras. Lo que se busca es generar una acción de caridad o apoyo de parte de las personas.

Artículo relacionado: Diferencias entre publicidad y propaganda

La publicidad tiene diversas formas de expresarse dependiendo de quién lo realice y a qué público va dirigido. Tener en cuenta cuáles son las características de cada tipo de publicidad, nos ayudará a tener más claro los objetivos de nuestra estrategia publicitaria; un punto clave para lograr el éxito deseado.