5 datos incómodos que nos deja la audiencia de Mark Zuckerberg en el Congreso de Estados Unidos

0
718

El pasado 10 de abril, Mark Zuckerberg tuvo que declarar ante el Congreso de los Estados Unidos por la polémica surgida a causa del caso Cambridge Analítica, un evento que fue transmitido por todos los medios. Tras su presentación, donde respondió a las acusaciones por filtración de datos privados, quedan datos importantes que dan qué pensar. A continuación, compilamos los más llamativos:

1- Facebook sabe cosas de ti, aunque nunca hayas sido usuario

Desde el apogeo de Facebook hasta la actualidad, existieron personas que han guardado distancia de las redes sociales por diferentes motivos. Entre ellos, destaca la constante sensación de inseguridad que —según ellos y detractores de las redes sociales— rodea a la información compartida en esos medios.

Lamentablemente, aunque en gran medida el tiempos les acabó dando la razón, su abstinencia al parecer no sirvió de mucho, ya que Mark Zuckerberg reconoció que su compañía recolecta información de personas que nunca se suscribieron a su plataforma. “Por motivos de seguridad”, según él.

¿Cómo Facebook recolectaba información de los no-usuarios? Simple, a través de cookies.

2- Las acciones de Facebook subieron

A pesar de que Facebook sigue siendo el rey en el mercado de las redes sociales, estos no están siendo sus mejores años. Lo normal sería que, debido a sus últimas declaraciones, las finanzas de Facebook no hicieron más que empeorar. 

Sin embargo, ocurrió lo opuesto: Desde que Zuckerberg ingresó al Capitolio para responder a las preguntas del Senado, sus acciones crecieron un 3%, y se estima que finalizando el día de hoy pueden subir hasta un 4.5%.

Este aumento, lógicamente, beneficia a todos los accionistas de la red más grande del planeta. Y gracias a él, el valor de la compañía creció en 23 mil millones de dólares. ¿A qué se deberá esta sorpresa?

3- Los datos de Mark también fueron utilizados

Mark Zuckerberg tuvo que responder a diversas preguntas que le hizo el Senado, circunstancia que generó varios altibajos en lo que a tensión se refiere. Justo en uno de los momentos más complicados para el director ejecutivo, Anna Eshoo, representante de la región de Palo Alto (California), le preguntó: “¿Sus propios datos personales estuvieron incluidos en la información que se vendió a partes externas?

Mark respondió de manera afirmativa, lo que significa que nadie —ni siquiera él— está seguro ante cualquier violación de datos.

4- Zuckerberg esquivó varias preguntas

Muchas preguntas resultaron comprensiblemente incómodas para los intereses de la red social, por ende, no sorprende que Mark Zuckerberg las respondiera con evasivas o ambigüedades. “¿Facebook rastrea la actividad de sus usuarios por fuera de la aplicación?”; “¿cuánto tiempo demora Facebook en purgar los datos de quien elimina su cuenta?”; “¿Facebook cambiará sus confusas políticas de privacidad?”; fueron algunas de ellas. Si tú también tenías las mismas dudas, aún permanecerán contigo.

5- La privacidad en Facebook tendría precio

En cierto momento de la audiencia, Mark Zuckerberg tuvo un diálogo con Bill Nelson, uno de los senadores presentes. Durante su intercambio de palabras, se insinuó la posibilidad de una futura versión de pago para gozar de una privacidad completa. ¿Ustedes creen que llegará algún día?, ¿tendría éxito?

No hay duda de que este episodio crítico marcará un hito en la historia de Facebook, y su creador tendrá mucho trabajo por hacer si quiere recuperar parte de la credibilidad perdida.

Artículo relacionado: La decadencia de Facebook va más allá de los recientes escándalos