II EICOM 2017: Ilender Perú, el valor de los intangibles y la lucha contra la deserción escolar (Karla Poggi)

0
1872

Artículo relacionado: II EICOM 2017: Cencosud, nutrición, productos solidarios y otras iniciativas responsables (Miguel Narváez)

Karla Poggi, Gerente de Comunicación Institucional y Responsabilidad Social Corporativa en Ilender Perú, también participó en el Segundo Encuentro de Comunicadores – EICOM 2017, que se realizó en el auditorio de la Derrama Magisterial

La exposición comenzó explicando el trabajo de Ilender Perú, el cual se basa en nutrición y salud animal, con el objetivo de abastecer a marcas como San Fernando, Redondos, Rico Pollo, Granja Rinconada del Sur, entre otras. “Como proveedores de pollos y cerdos con 28 años de presencia en el mercado, nuestro propósito es llevar proteínas de excelente calidad y a bajos costos a los hogares peruanos”.

Karla contó que su organización posee una moderna planta, cuyas características van en línea con la FDA (Food and Drug Administration), entidad encargada de proteger la salud pública en lo que se refiere a productos de consumo humano. Asimismo, la expositora especificó que dicha planta fue construida por técnicos suizos y brasileños de Bühler, compañía suiza.

“Somos la otra cara de la moneda. Como somos un proveedor, no tenemos impacto en el público ni en la opinión pública, solo trabajamos directamente con nuestros clientes. Por eso, nuestra responsabilidad social se basa en los intangibles y en la generación de riqueza en la comunidad, especificó la ponente.

Tangibles e intangibles

Al ser Ilender una empresa que basa su responsabilidad social en los intangibles, resultó necesario recordar algunos datos de interés al respecto. Entre ellos, el más destacado fue el hecho de que, hoy en día, los intangibles representan el 83% de valor de una empresa, mientras que a mediados del siglo XX ese porcentaje correspondía a los tangibles.

Como sentencia ante este dato, Karla afirmó quela reputación es el retorno de la inversión en responsabilidad social, y la reputación devuelve todo lo demás. La responsabilidad social hace que seas un componente fuerte en la cadena de valor. Por eso tengo claro que, a parte de proveedores, somos una fortaleza para las marcas con las que trabajamos.

Más que un producto

Luego de hablar del valor de los intangibles, la exposición continuó con un ejemplo ilustrativo: Antes la gente solo se fijaba en el precio, si había una taza de siete soles y otra de tres soles, el cliente iba siempre por la segunda. Pero hoy las personas son más interesadas en la historia del producto, ¿tiene sangre?, ¿es barato porque la mano de obra detrás está esclavizada?, ¿merece que la compren?”, expresó Karla Poggi para demostrar los cambios en la psicología del consumidor.

Ganar – ganar

Prosiguiendo con la responsabilidad social empresarial, la expositora la destacó como una práctica que trae beneficio mutuo, a diferencia de otras actividades o competencias donde la victoria de alguien implica necesariamente la derrota de otro. “Como empresa, si yo articulo mis objetivos con las necesidades de la comunidad, estimulo la creación de un escenario donde todos ganamos”, resumió.

Esta visión acompañó a Ilender desde la construcción de la planta de producción en Santa Clara, donde contemplaron los principales problemas de la localidad. En esa labor de investigación, supieron que los altos índices de delincuencia y drogadicción se debían a la deserción escolar; de ahí se explicaba que la gran mayoría de pandilleros y ladrones eran jóvenes de 13 a 19 años de edad.

Gracias a informes de la UNESCO y PISA, Ilender dio con los puntos específicos que influyen en la deserción escolar (poco o nulo entendimiento de las clases, familias disfuncionales y crisis de valores sociales). Conociendo estas causas, se tomó como guía a la Agenda 2030 y la empresa desarrolló un vínculo con el Estado, para ejecutar acciones que enfrentaran estos problemas.

Programa +Futuro

Ilender comenzó a trabajar la responsabilidad social en el colegio Telésforo Catacora de Santa Clara, por medio del programa +Futuro, con el video “Para demostrar que se puede”, producto audiovisual que reúne los mejores momentos de las campañas de capacitación y sensibilización de Ilender en favor de los profesores y estudiantes.

Fuente: Extracto de vídeo con testimonios del programa +Futuro.

Karla Poggi mencionó que el trabajo más difícil fue el de las notas. Sucede que la organización tenía todo un plan de acción que, lamentablemente, no influía en la mejora de las calificaciones. Para combatir ello, Ilender decidió intervenir en las escuelas de padres, haciéndolas más comunicativas entre ellos y sus hijos.

“La cotidianidad lleva a que muchas familias enfríen su comunicación, y eso es grave porque fomenta las fricciones y los malentendidos, pues nos hace suponer que la otra persona ya sabe lo que queremos y pensamos”, indicó Karla, transmitiéndole al público lo rico e inspirador que fue el programa.

Entre las experiencias vividas en las escuelas de padres, Karla destacó una donde una madre expresó el cariño que sentía por su hija adolescente. Ese gesto sorprendió en gran manera a la chica, debido a que siempre se había sentido despreciada a causa de la vida ajetreada de sus padres. La hija confesó que planeaba escapar de su casa, pero que ya no lo iba a hacer. Eso nos conmovió a todos”, manifestó la expositora.

Gracias al fortalecimiento de los lazos familiares de los estudiantes, Ilender logró significativos cambios en el año 2016 (año donde la campaña comenzó), siendo el mejor de todos el descenso de las deserciones escolares, las cuales bajaron hasta 0%.

La ponente finalizó su presentación mostrando todos los logros obtenidos por Ilender, las metas anuales y exponiendo algunos testimonios de +Futuro.

Artículo relacionado: II EICOM 2017: Cálidda, el gas natural como una mejora sostenible de la calidad de vida (Eddy Marquez)