LinkedIn: ¿Qué evitar en la foto de perfil? ¿Cómo debe ser la foto ideal?

0
974

Artículo: Branding personal y marca personal ¿hay diferencia?

LinkedIn, la red social para profesionales, aunque está muy lejos de crecer a la misma velocidad que Facebook, Twitter y otros grandes, sí es notoria su trascendencia en el mundo de las relaciones humanas. Y eso se ve día a día en las empresas cuando, para seleccionar nuevo personal, los reclutadores buscan a los candidatos en dicha red para evaluar si la imagen que proyectan encaja con lo que dicen de sí mismos en su hoja de vida tradicional.

Una imagen vale más que mil palabras. Por respeto y temor a esa expresión, todo el mundo tiene cuidado al momento de usar una fotografía para su curriculum vitae, recurriendo a la típica foto con fondo 100% blanco, la blusa o el saco con corbata, representando una especie de disfraz que cualquiera puede ponerse por unos minutos frente a la cámara.

En LinkedIn, al ser un espacio en actualización permanente (fotos, comentarios y otras expresiones más espontáneas), se espera que la gente sea más sincera con lo que proyecta de sí misma. De ahí que cada vez más empresas opten por confiar más en los perfiles de esta red que en el clásico CV.

¿Cómo NO debe ser tu foto en LinkedIn?

_ Evita los recortes de una fotografía más grande porque, a parte de restarle calidad estética a la imagen, se ve poco o nada profesional, puesto que será evidente que la foto original se dio en un contexto alejado de lo corporativo, como una fiesta, la salida a un bar, la parrillada en casa, el campo etc.

_ No pongas una foto donde parezca que vas de fiesta, ya que la vestimenta y el contexto al que remite no transmitirá dedicación al trabajo. Es decir, evita la ropa informal y ciertos gestos asociados a ella.

_ No vistas formal solo porque sí. Procura ajustar el nivel de formalidad de tu ropa a las labores que tu trabajo demanda. Si eres abogado, tiene sentido que uses saco, corbata y peinado con raya al lado; si eres un profesional que se desenvuelve en el mundo de la producción musical, lucir sport elegante te vendrá bien.

_ Una sonrisa sincera y una mirada amable abren puertas. Evita los ceños fruncidos y recuerda que ser serio no es lo mismo que andar amargado.

_ No trates de ser “artístico” con las sombras, pues te harán lucir misterioso o intrigante. No estás en un casting cinematográfico, sino postulando a un trabajo donde es importante transmitir que se puede confiar en ti.

_ Bajo ninguna circunstancia uses una fotografía donde salgas mirando a un lado que no sea la cámara. Puede que el reclutador lo perciba como timidez o evasión de problemas.

_ Se entiende que quieras verte siempre como un joven o un adolescente (todos lo quisiéramos), pero inevitablemente los años pasan y hay que llevarlos bien. No uses fotos de hace cinco o diez años, apuesta siempre por una fotografía reciente.

¿Cómo SÍ debe ser tu foto en LinkedIn?

_ Dile sí a la calidad. Si tienes un amigo fotógrafo, que te haga una sesión profesional; si no, invierte en un servicio de esa naturaleza; pero no cometas el crimen de subir selfies o fotos pixeladas.

_ Dile sí a las fotos recientes. Si piensas usar una antigua (digamos 2, 3, 4 o hasta 5 años) donde sales muy bien, asegúrate que tu aspecto actual sea prácticamente el mismo.

_ Sonríe de manera suave y natural para que proyectes amabilidad y confianza.

_ Usa luz natural para tu semblante se aprecie al 100%.

_ Viste tan formal o semiformal según sea el perfil profesional característico en tu área laboral.

_ Sé el protagonista de tu foto, lo que significa que solo debes salir tú. Nada de mascotas (a menos que seas veterinario), pareja, objetos o artículos llamativos (¿salvo que seas rapero?) , etc.

¿Cómo influye la foto de perfil en la búsqueda de empleo?

No vamos a pontificar que la foto es determinante porque eso depende de tu profesión y de la flexibilidad o subjetividad del reclutador. Además, a final de cuentas lo más importante es tu capacidad y experiencia. Sin embargo, recuerda que un acercamiento inicial siempre gira entorno a la imagen que transmites, y esta debe estar lo más acorde posible al contexto donde te desempeñas profesionalmente para poder pasar el primer filtro.