Ley Mulder Mordaza, las declaraciones de Barata y la democracia interna en los partidos políticos

0
728

Hemos cerrado febrero con varios temas que siguen comprometiendo gravemente a los políticos peruanos, en detrimento —obviamente— del poco grado de confianza que tal vez aún quedaba en la población. Entre estos casos, quisiera comentar dos que todavía son pan caliente en la coyuntura:

Ley Mulder

La polémica “ley mordaza” propuesta por Mauricio Mulder, la cual prohíbe la publicidad estatal en medios privados, ya fue aprobada el pasado 28 de febrero por La Comisión Permanente del Congreso de la República. La controversia yace en el hecho de que esta ley le impediría a la ciudadanía enterarse de todo lo que un Estado moderno está obligado a informar. Recordemos que, precisamente, el Gobierno anuncia sus políticas por los medios privados.

Es cierto que la publicidad estatal debe tener límites, pero el corte radical de la ley en cuestión no hará más que aumentar la desconfianza nacional (¿hasta qué punto se puede hacer eso?) y hacer del Estado un organismo vertical y anacrónico, algo que justamente caracteriza a un Estado que no comunica.

Cuando la gallina deja un huevo, cacarea, esa es su manera de anunciarlo. De igual forma, un gobierno honesto siempre publicita sus labores (sin excesos) para someterlas a la opinión pública. Ese deber gubernamental está en peligro gracias a Mauricio Mulder.

Para regular la publicidad estatal sin caer en radicalismos, es necesario reglamentar la ley actual. No muchos saben que en el Perú se aprueban varias leyes que nunca se practican por la demora excesiva de su reglamentación. ¿Por qué complicarse añadiendo más a la lista? Es totalmente contraproducente.

Declaraciones de Jorge Barata

Políticamente hablando, las declaraciones de Barata constituyen el episodio más oscuro del mes, sin duda alguna. Ante ello, cabe preguntarnos: ¿Es algo que tenga que sorprendernos? No, por lo menos a mí no me causa ninguna sorpresa. Este corrupto y corruptor (porque así hay que llamarlo) solo ha mencionado algunos nombres y acciones, pero lo demás ya es noticia “vieja”.

Queda pendiente aportar las pruebas de sus afirmaciones si quiere asegurar su calidad como “delator premiado”. Dudo mucho que haya fotos, videos, mensajes de Whatsapp o constancias similares; pero sí creo que hay registros en la llamada «caja 2» o de «operaciones estructuradas» de Odebrecht.

Los próximas días serán definitivos para las declaraciones, más aun si consideramos que la mayoría de los involucrados ya ha desmentido al brasileño, lo que ha generado múltiples reacciones de indignación e ironía en las redes sociales. ¿Quién dice la verdad y dónde está ahora todo ese dinero? Es tonto y malicioso argumentar que recibir aportes no está prohibido, pues la «caja 2» no trabajaba con dinero limpio y sagrado.

¿Qué lección nos deja esto? Algo que debió llevarse a cabo hace mucho tiempo: analizar el tema del financiamiento partidario y de campañas para establecer las reformas necesarias, ya que hasta ahora solo se ha hecho “puro maquillaje y reacomodos”, pero nada de fondo.

Sobre las elecciones

Quiero aprovechar este espacio para hablar un poco sobre los próximos comicios. Los partidos, movimientos y alianzas electorales que quieran participar en las Elecciones Regionales y Municipales, están en un plazo donde pueden realizar sus elecciones internas.

Como sabemos, el Congreso NO aprobó que los organismos del sistema electoral participen obligatoriamente en dicho proceso, por lo que queda a criterio de cada partido o movimiento. Espero que los partidos por fin dejen a un lado la dedocracia, y que
comprendan que tienen una gran oportunidad para recuperar algo de su tan maltratado prestigio.

Los militantes no deben renunciar al derecho de elegir a los representantes de sus organizaciones políticas. Tampoco tienen que dejarse manipular por los intereses de las cúpulas partidarias.

Artículo relacionado: Comentarios sobre «Cien consejos para perder las elecciones» (PARTE 1)